Desde hace un tiempo estamos viendo como en los partidos relevantes aparecen junto a los jugadores un grupo de niños que desfilan de la mano de sus ídolos. Se ha convertido en una práctica más o menos comercial, que utilizan las marcas para explotar un patrocinio y dirigirse a padres y niños para captar su